domingo, 7 de octubre de 2007

El Silencio de la "Mona"

Me llama mucho la atención el silencio casi sepulcral de la “Mona” (Moncalvillo) sobre testimonios de varios testigos, solo voy a nombrar a dos, en el juicio que se me está haciendo.
“Mona”, usted durante 30 años ha sostenido como válido el fabricado testimonio de Emmed con los miembros de la CONADEP, testimonio éste que el mismo exagente de Policia Emmed denunciara ante la Cámara Federal el 8 de mayo de 1985 y frente a los Fiscales Strassera y Moreno Ocampo con los camaristas Leon Carlos Arslanian, Gil Lavedra, D’Alessio, Valerga Araoz, Tolasco y Ledesma, como redactado por los miembros Aguad y Aragon y firmado por el (Emmed) con las promesas que se hiciera si lo firmaba, recordando que Emmed estaba preso por varios delitos y con condena a varios años de prisión.
Luego Ud. en su testimonio en “mi juicio” nuevamente lo sostuvo, como sostuvo también que me había escondido en Chile con otro nombre y varias cosas más. Luego los diferentes medios –en solidaridad con usted seguramente- lo publicaron hasta el cansancio.
Pero nada dijeron de lo que 23 de agosto se dijo en la sala de audiencias frente al Tribunal y que quiero recordárselo.
Ese día, el señor José María LLANTADA, recordó entre otras cosas que “había chicos montoneros que trabajaban para la policía”. Que uno de ellos, a pesar del frío que hacía ya que era el mes de julio, le “sacó” la campera y que ese chico era el “Mono” Moncalvillo”.
Cuesta aceptar como válido este relato, relato en el que Llantada está acusando al “Mono” que se había quedado con su (de Lantada) campera y que le preguntaba muchas cosas “durante” la tortura”. Es decir, Llantada denuncia que el Mono no solamente estaba presente interrogando y torturando sino también que se quedaba con ropa de los “prisioneros”…
Éste no es el “Mono” que yo conocí, amable, serio, buen chofer ¿Será este un “testimonio” al estilo“ Emmed? ¿Ud. que dice a ello? ¿Por qué no salió a defender a su hermano? ¿Por qué su cuñada María Inés no hizo lo mismo? ¿Por qué callaron?
Eduardo KIRILOVSKY, también el mismo día en el tribunal dijo: “… vio a uno de los muchachos, durante su tortura, de la Brigada a quien no conocía y que charlando con Llantada supo que era el “Mono” Moncalvillo”. Más adelante dijo que “cree recordar que era Moncalvillo el que estaba en la sesión de tortura”.
Se da cuenta Mona, otro testigo lo involucra a su hermano de la aberrante acción de torturas. Y Ud. calla, calla María Inés, callan, callan…
No será que para “defender” la acción del “Mono” al quedarse con lo ajeno y torturando, ustedes testimoniaron –totalmente diferente a su señor padre que dijo lo bien que lo vio a su hijo en la Brigada- que el Mono fue torturado y que pudieron ver signos de ese aberrante hecho. Pero si los vieron (a los signos) pregunto: ¿hicieron denuncia? Porque tuvieron la oportunidad de hacerla y si no la hicieron son complices de “tormentos agravados”.
Todo este silencio de ustedes es muy raro, tan raro y descabellado como el “testimonio forzado“ de Emmed en la CONADEP
¿O ustedes no aceptan como válidos y reales las declaraciones de Llantada y Krilovsky ante el Tribunal Oral que me está juzgando?
Si aceptaron como válida la de la CONADEP que no es Tribunal de Justicia ¿Qué les pasa ahora sobre estas declaraciones ante la Justicia? ¿No consideran válido el Tribunal? Si es así ¿a qué fueron? Porque ustedes dieron su testimonio ¿verdad? Muchas preguntas “Mona” a las que no tengo respuesta.
Quiero quedarme con la imagen y la actitud del “Mono” que líneas arriba comentaba, usted también ¿verdad?
No quiero quedarme con la imagen de un Mono “guardiacárcel” como dijo Kirilovsky que tenía de su hermano, o un “Mono” ladrón según Llantada.
Y, se lo recuerdo nuevamente: no manchen los dichos de su padre que “lo vio de saco y corbata, muy bien y trabajando en la Brigada”. Recuerden que fue el primero que lo vio, cuando yo aún no estaba incorporado a la policía ya que mi alta fue posterior a ese encuentro y por lo tanto nada sabía de la existencia del Mono y el resto del grupo.
Luchen por la imagen del “Mono” con la VERDAD no la que denuncia Llantada, Kivilosky y tantos otros que pueden no ser verdad como no es verdad la del expolicia Emmed.
También quiero recordarles lo que ya manifesté: ¿chequearon la frontera uruguaya –brasilera si pasaron por allí?
Y los “Tribunales Populares Terroristas Montoneros”, que decretaban la pena de muerte a los delatores, desertores y traidores ¿no habrán actuado en Brasil?
Llantada nos alerta de esta posibilidad cuando dice “había chicos MONTONEROS que trabajaban para la Policia” (23/08 declaración en TO2 de LP). Y digo que nos alerta sobre esta posibilidad e haber sido “juzgado por un tribunal de justicia de terroristas montoneros” pues da a entender que el Mono y otros, habían sido “delatores, desertores y traidores”, lo mismo Kirilovsky.
No espero respuesta, pero si le insisto que defienda esta imagen negra que, estamos viendo, tratan de imponer. Mientras tanto seguiré conservando la que tengo de él y de el resto del grupo cuando se despedían contentos a una nueva vida llena de esperanza.
Y a esta imagen usted trató de empañarla con las mentiras, inducidas de Julio Emmed, Llantada, Kirilovsky y tantos otros tienen una imagen diferente, por lo negativa, a la mía usted se aferra a la de Emmed, los montoneros ex compañeros tendrán otra.
Una de las cuales se hará real en el Juicio Final en la que Dios nos dará una respuesta
Mientras tanto seguiré orando para que la VERDAD se haga luz.
Bendiciones señora y gracias por su tiempo.-
Padre Christian von Wernich: PRESO POLÍTICO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada